Historias principales

Grid List

El texto incluye cláusulas que degradan el trabajo de las gerocultoras y ponen en peligro los puestos de limpieza.

La Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT ha iniciado una campaña informativa para explicar las consecuencias negativas que tendrá el VII Convenio Estatal de la Dependencia para todas las trabajadoras en su desempeño diario. Se trata de la primera medida que emprenden para hacer frente a un convenio que califican de especialmente dañino, pues deteriora aún más un sector muy precarizado. El grueso del personal de Dependencia cobra por debajo de los 1.000 euros y el convenio los mantendrá en esa franja, incumpliendo el Acuerdo Nacional de Negociación Colectiva que han firmado la patronal y los sindicatos este mes de julio.

UGT no firmó un texto que degrada las condiciones laborales de las trabajadoras y no incorpora mejorar salariales. UGT trabaja firmemente por la dignificación del sector de la Dependencia y de sus trabajadoras y trabajadores.

UGT no ha firmado dicho Convenio, ya que en su texto recoge que las gerocultoras tendrán que dedicarse a tareas de limpieza a requerimiento de la empresa

Dicho Convenio ha estado negociándose durante más de tres años y no incorpora las mejoras que FeSP-UGT ha defendido durante este tiempo, por lo tanto no lo ha firmado. La organización sindical considera que el texto supone un claro retroceso en las condiciones laborales de las gerocultoras, ya que contempla “que las gerocultoras podrán realizar la limpieza e higiene de utensilios, ropa y estancias, cuando en el servicio existan circunstancias que así lo requieran”.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar